Seleccionar página

Volkswagen se enfrenta a la peor crisis de su historia en la actualidad.

El mayor fabricante de automóviles en el mundo reconoció haber instalado un software que evade controles medio ambientales en 11 millones de automóviles a diésel en todo el mundo.

Escándalo que fue descubierto y desatara una de las mayores crisis de la historia para el fabricante de automóviles.

El hecho fue descubierto el 18 de septiembre por la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense (EPA).

Descubrió que cuando los vehículos eran puestos a prueba para medir sus emisiones de gases contaminantes, no lanzaban los resultados correctos de lo que realmente estaban contaminando.

Según EPA los niveles de contaminación reales a los que se lanzaban eran 40 veces más de lo permitido en Estados Unidos.

¿A qué modelos afecta?

Afecta a varios modelos a diésel comercializados entre el 2008 y 2015, entre ellos los Volkswagen Jetta, Beetle, Audi A3 y Golf, Passat fabricados entre 2014 y 2015.

La agencia medioambiental ya ha ordenado la revisión de casi medio millón (482.000) vehículos afectados.

 

Volkswagen reconoce su error y detiene la comercialización

Volkswagen reconoce públicamente la implantación del software tras la acusación de (EPA) y admite que hay más de 11 millones de vehículos afectados por el fraude de la emisión de gases contaminantes en todo el mundo.

La compañía ha reservado 7.200 millones de dólares para enfrentar los gastos desatados por el fraude descubierto.

El escándalo se hace mundial

Tras hacerse público el reconocimiento de que la implantación del software fue hecho en más de 11 millones de vehículos.

A las investigaciones de los gobiernos alemán y estadounidense se suman las de Corea del Sur, Italia y Francia.

Esta última pide una investigación a escala europea que incluya a los fabricantes franceses.

Reino Unido se une a esta petición a través de un comunicado del secretario de Transportes, Patrick McLoughin, en el que insta a la Comisión Europea a investigar.

 Sanciones a las que se enfrentara Volkswagen

Empezará con la destitución del presidente de la empresa Martin Winterkorn, y sustituto por el actual jefe de Porsche, Mathias Müller.

Además de que se podría estar hablando de una multa de 38.500 dólares por vehículo afectado, lo que podría derivar en una multa por encima de los 18.000 millones de dólares.

Sin mencionar más allá de lo económico, el daño a la imagen de la compañía, puesto que tras todo este escándalo se entiende que las ventas irán bajando.

Esperamos que esta información haya sido de su agrado.