Seleccionar página

La inspección técnica vehicular es básicamente los requisitos con los cuales se debe cumplir para transitar legalmente por la ciudad y alrededores.

Esta rutina se realiza para poder asegurar que los vehículos cumplen con los requisitos técnicos, de mantenimiento, deudas de infracción pendientes  y certificados que se requieren para poder circular de manera segura.

Mencionaremos algunos de los aspectos más relevantes con los que debe contar tu vehículo para circular legalmente y de manera segura.

  • Presencia física del vehículo:

Es imprescindible el vehículo puesto que la revisión será elaborada al mismo, de otra manera no se podría hacer la inspección técnica.

  • El buen estado del auto:

Son varios aspectos a tomar en cuenta en este punto mencionaremos los más importantes:

  • Neumáticos y llantas; revise que no tenga deformaciones ni cortaduras a la vista.
neumaticos

Neumáticos

  • Kit de seguridad; que consiste en una serie de herramientas muy importantes, como ser el extintor, gata, llaves, rueda de repuesto y un botiquín infaltablemente.
  • Cinturones de seguridad; revisar el funcionamiento y asegurarse de su uso.
  • Luces; Revisar el buen estado de los focos y los faroles de señalización, ninguno puede estar quemado.
retrovisores

retrovisores

  • Vidrios; Verificar el buen estado de los vidrios, ventanas, parabrisas, asegurándose de que no haya ningún elemento que dificulte la visión, ninguna rajadura o clisado, no pueden ser vidrios obscuros.
vidrio

vidrio

  • No contar con deudas pendientes de infracciones de tránsito:

Que suelen ser evadidas por los conductores, es el momento de ponerse al día.

  • Boleta de depósito original:

Documento que avala su correcto tramite.

  • El certificado original de propiedad o RUAT y una fotocopia del Carnet de Identidad.

Esto avala que la documentación y la información del automóvil se registró con éxito, además que viene acompañado con más medidas de seguridad que son las rosetas, que vienen con un holograma de seguridad que viene grabado un código con el número de roseta.

  • Veracidad de las placas:

Estas deben encontrarse en perfecto estado, no contar con ningún protector que imposibilita su visibilidad, y deben ser originales.

  • Numeración del chasis:

  • Si hubo cambio de motor o color del motorizado:

  • La certificación emitida por Diprove y los diferentes sistemas para la conducción del vehículo.

Se debe tomar muy en cuenta todos estos aspectos para así disfrutar de una conducción segura, legal y placentera.